Saturday, September 19, 2009


Me aseguro de no enredarme por no saltar suficientemente alto. Pero no quiero darme duro en la cabeza, y entonces me encojo. Es un salto firme, pero no es dichoso. No es expresivo. Por susto al golpe.

Yo sé mi tamaño. Sé el tamaño del exterior. Puedo calcular, y sé qué tan alto puedo saltar.

La próxima vez va a ser diferente.

2 comments:

seranhelo said...

Eso espero.

Jorge Patiño said...

Supongo que el título de esta foto es "el penúltimo día del verano"