Wednesday, January 25, 2006

dos de mis amigos ñoños

Yo me gradué del colegio Calasanz de Bogotá. Estoy convencido de que no podría haber dado con un mejor colegio para mí. (No estoy tan seguro sobre si ahora sigue siendo tan bueno... pero ése no es el tema.)

En diciembre del año 1999 me gradué de ese colegio, con unas personas muy ñoñas (o muy brillantes, o ambas cosas). Una de esas personas es Camilo Carrillo, quien durante este semestre está de paseo por el CERN, el laboratorio de física de partículas más grande del mundo. Otro de esos sujetos se llama Juan Diego Caycedo, quien este semestre comenzó su doctorado en el Instituto Matemático de la Universidad de Oxford.

Esos dos son los culpables de mi cariño por el software libre. No soy tan constante como ustedes con eso, señores, pero no me he rendido. Tal vez algún día no sólo la mayoría del software, sino también de las publicaciones académicas -y quizá de muchas otras cosas- serán de acceso libre.

Sirva este post como un homenaje para mis amigos ñoños en la distancia.

Son chébres, señores.

5 comments:

Juan Diego said...

qué post tan feo! felicidades sr chebre.

miloc said...

A mi no ne parece feo, me parece chévere el detalle!!!! Y vale la pena aclarar que el colegio sigue tan bueno como antes!

Juan Diego said...

también vale la pena aclarar que don miloc, aka sr vicerrector, no puede decir otra cosa.

miloc said...

Que berraco!

jp said...

Claro, el profe de astronomía defendiendo su plantel, claro...