Saturday, September 06, 2008

rontoto


en mi cuarto. tengo mil vueltas pendientes. comprar teléfono organizar la cuenta del banco hacer cálculos empezar a estudiar organizar el plan de mañana arreglar los papeles leer las noticias lavar la loza... por un momento hago silencio y percibo los sonidos a mi alrededor. lo único que oigo es este ventilador que no para de funcionar en todo el día. claramente, durante el invierno se va a necesitar para que no nos volvamos locos. pero hoy, cuando está haciendo un día perfectamente aceptable en la calle, ¿por qué lo tenemos prendido? ¿por qué lo tienen encendido todos los edificios de este lugar?

justo ahora, preferiría escuchar uno que otro pajarito.

4 comments:

andrelose said...

¿Toronto?

Cosilandia said...

They say 'mas vale malo conocido que bueno por conocer', but the truth is, it's because we get to experience new and different that we get to appreciate good old known. New expands the mind; different challenges and stretches it; good old known is the reference point. It is the dynamic between these three that makes this an insightful, though at times painful, experience. Don't despair. Don't fight it. Just embrace it. That's probably why they say "a donde fueres, has como vieres"

Jorge Patiño said...

Los pajaritos están sobrevalorados. Sus plumitas y su caca pueden transitir algunas enfermedades respiratoria. Mejor el motor; se imagina que está escuchando Einstürzende Neubauten y ya.

Jorge Patiño said...

caca, culo, pedo, pis. Ahhhhhhhhhhhh